This store requires javascript to be enabled for some features to work correctly.

  • Livraison offerte à partir de 35€ d'achat

  • 4.6/5 SUR +2500 AVIS

  • Édition limitée de l'hiver Pomme Cannelle à boire chaud

  • Nuestros puntos de venta
  • Ciencia
  • Opinión de los clientes
0

mon panier

Plus que 35,00€ pour profiter de la livraison offerte

  • Botella isotérmica Hydratis

    Botella isotérmica Hydratis

    19,90 €

    Ajouter au panier
  • Pack découverte

    Pack découverte

    59,90 € 49,50 €

    Ajouter au panier
  • El tubo Hidratis

    El tubo Hidratis

    10,00 €

    Ajouter au panier
Personnaliser le produit (+7€)
Typographie
Comfortaa Bold
Comfortaa Bold
Twentieth century for Ken
Dancing Script
Times New Roman
Orientation du texte
Ajouter
Personnaliser le produit (+7€)
Typographie
Comfortaa Bold
Comfortaa Bold
Twentieth century for Ken
Dancing Script
Times New Roman
Orientation du texte
Ajouter
Ajouter
Commander - 0,00
Traitement et solutés de réhydratation lors de diarrhées, gastro et vomissements

Soluciones de tratamiento y rehidratación para diarreas, gastroenteritis y vómitos

¿Cómo rehidratarse durante la gastroenteritis, la diarrea y los vómitos?

Su médico o farmacéutico ya le ha aconsejado que beba mucha agua cuando ha sufrido alguna enfermedad gastrointestinal. De hecho, este último puede causar diarrea y vómitos, lo que tiene consecuencias en su nivel de hidratación. En este artículo veremos qué es la gastroenteritis y cuáles son sus causas. A continuación, presentaremos los orígenes y consecuencias en el organismo de la diarrea y el vómito. Finalmente, veremos los medios para rehidratarse.

¿Qué es la gastroenteritis?

La gastroenteritis es una infección gastrointestinal causada por ciertos virus, bacterias o parásitos que causan inflamación del revestimiento del intestino. Entre las diversas formas de gastroenterología, distinguimos la gastroenteritis vírica que se presenta especialmente en invierno, generalmente en forma de epidemia. Por lo general, dura menos de 3 días y no requiere tratamiento farmacológico.

También existe la gastroenteritis bacteriana, puede deberse a diferentes bacterias como Escherichia coli o Salmonella. En este caso, es necesario un tratamiento antibiótico.

Sea cual sea la causa de la gastroenteritis, provoca deshidratación (sobre todo si va acompañada de vómitos), y se acentúa en personas de riesgo como ancianos, lactantes o personas con alguna enfermedad crónica. El periodo de incubación es de 24 a 72 horas, es decir que es después de este periodo tras el contacto con la bacteria cuando aparecen los primeros signos de gastroenteritis. La primera manifestación de esto es la diarrea aguda y repentina. Hablamos de diarrea cuando hay un aumento en la frecuencia de las deposiciones (más de 3 deposiciones en 24 horas) acompañadas de un cambio en su consistencia que va de blanda a líquida. Durante una gastroenteritis, también se pueden encontrar náuseas y/o vómitos, dolor abdominal, fiebre y, a veces, sangre en las heces.

Diarrea: causas y consecuencias fisiológicas

Aparte de las gastroenteritis, las diarreas pueden ser provocadas por intolerancias alimentarias (incluso alergias alimentarias), inflamación crónica del intestino, trastornos hormonales, tránsito excesivo, flora intestinal desequilibrada o toma de medicamentos. De hecho, la diarrea es uno de los efectos secundarios de muchos medicamentos.

Normalmente, el agua se absorbe desde el intestino (en el yeyuno, íleon y colon) por transporte activo de sal y ósmosis. El agua también se secreta hacia la luz del intestino, hay un verdadero equilibrio entre la secreción y la absorción de agua que permite una asimilación óptima de los nutrientes y luego el secado de las heces que luego se vuelven sólidas.

Sin embargo, por diferentes mecanismos, el agua no se absorbe bien y/o se secreta demasiado, entonces hay un exceso de agua en el intestino y las heces quedan líquidas o blandas, lo que provoca diarrea. Así, durante la diarrea, por lo tanto, hay una pérdida importante de agua y electrolitos y si duran varios días, esto puede conducir a un estado de deshidratación si no se compensan las pérdidas.

Para evitar el agravamiento de la diarrea, hay alimentos que se recomiendan y otros que se deben evitar.

Qué comer durante la diarrea:

- Evitar todos los alimentos que favorezcan el tránsito intestinal como las fibras que contienen las frutas y verduras

- No obstante, se recomiendan ciertas frutas y verduras durante la diarrea como plátanos y zanahorias o frutas cocidas como compotas (manzana, pera, membrillo, etc.)

- Evita los alimentos grasos y picantes.

- Comer alimentos ricos en almidón (arroz y pasta blanca, patatas) porque tienen un efecto estreñidor

- Salar un poco más los platos. La sal ayuda a mantener el agua en el cuerpo, así como las sales minerales.

- Prefiere las grasas vegetales a las animales

- Prefiere carnes magras como las aves

vómitos:

El vómito es la expulsión del contenido del estómago por la boca. Sin embargo, dado que el agua es absorbida por el intestino (ubicado después del estómago), esto puede provocar deshidratación porque el agua no llega al cuerpo.

Gastro, intoxicación alimentaria, ataque de migraña, enfermedad del tracto digestivo, abuso de alcohol, meningitis, mareos, cinetosis o intoxicación por monóxido de carbono pueden ser la causa de los vómitos.

¿Cómo rehidratarse bien?

Es importante saber reconocer los síntomas de la deshidratación porque la deshidratación puede tener graves consecuencias en el organismo. Entre estos síntomas se encuentran: sed intensa, disminución de la cantidad de orina, boca y lengua secas, piel seca, fiebre, dolores de cabeza o mareos.

Para tener una hidratación óptima y evitar el empeoramiento de la deshidratación, existen algunas reglas:

- Beber unos 2 litros de agua al día ayuda a prevenir la deshidratación

- Se prohíben las gaseosas y los jugos de frutas.

- Se debe evitar el café ya que es un laxante

- Evitar las bebidas alcohólicas

- Beber té, tisanas o sopas

- Agua con gas pero desgasificada porque las burbujas no son buenas para el aparato digestivo. Esta agua es rica en sales minerales esenciales para una mejor rehidratación

Las sales de rehidratación oral (SRO) están compuestas por electrolitos (sodio, potasio, cloruro, etc.) y azúcar (como la glucosa) y se utilizan para preparar una solución para tratar la deshidratación. La SRO es uno de los medicamentos esenciales de la OMS y se utiliza en lactantes y niños pequeños para prevenir la deshidratación grave durante la diarrea. Así, las SRO “ ayudan a salvar millones de vidas en todo el mundo ” según la OMS y reducen “ en un 33% la necesidad de soluciones intravenosas ” que se utilizan en primera intención en el hospital para rehidratar y en consecuencia conllevan una disminución de la hospitalización de los niños. causado por la diarrea.

https://apps.who.int/mediacentre/news/releases/release35/en/index.html

Por lo tanto, la OMS ha dado recomendaciones en términos de hidratación durante la diarrea, especialmente en niños pequeños:

Principales medidas de tratamiento:

Rehidratación: con sales de rehidratación oral (SRO) en caso de deshidratación moderada o en ausencia de signos de deshidratación. ORS es una solución de agua pura, sal y azúcar. Cada tratamiento cuesta solo unos centavos. La SRO se absorbe en el intestino delgado y compensa las pérdidas de agua y electrolitos en las heces.

Rehidratación: por vía intravenosa en caso de deshidratación severa o shock.

Suplementos de zinc: reducen la duración del episodio diarreico en un 25% y el volumen de las deposiciones en un 30%.

● Alimentos ricos en nutrientes: el círculo vicioso de la desnutrición y la diarrea se puede romper si se continúa dando alimentos ricos en nutrientes, incluida la leche materna, durante un episodio de diarrea y proporcionando alimentos nutritivos, incluida la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. , a los niños cuando están sanos.

● Consulta con un trabajador de la salud, especialmente para el manejo de la diarrea persistente, cuando hay sangre en las heces o si hay signos de deshidratación”.

https://www.who.int/fr/news-room/fact-sheets/detail/diarrhoeal-disease

Las pastillas Hydratis se basan en el principio de la SRO. De hecho, están compuestos de electrolitos (magnesio, potasio, cloruro, zinc, manganeso, cloruro de sodio) y dextrosa, que es un azúcar.

Los pellets permiten así una mejor absorción de agua y constituyen un aporte importante en electrolitos.

Dado que las personas mayores se encuentran entre las que corren mayor riesgo de deshidratación, existe una gama específica para personas mayores que se presenta en forma de sobre.

Estos gránulos y bolsitas pueden así utilizarse para prevenir la deshidratación en el contexto de gastroenteritis y/o diarrea.

En conclusión, la gastroenteritis puede causar diarrea y/o vómitos responsables de una pérdida importante de agua y sales minerales (también llamadas electrolitos) que pueden conducir a un estado de deshidratación. Por lo tanto, es necesario hidratarse bien para compensar las pérdidas.

Livraison sous 72h

En France métropolitaine

Entreprise Française

Entreprise innovante de la BPI

Paiement sécurisé

Carte bancaire & Paypal

Service client 7/7

01 89 71 32 00