This store requires javascript to be enabled for some features to work correctly.

  • Livraison offerte à partir de 35€ d'achat

  • 4.6/5 SUR +3000 AVIS

  • Nuestros puntos de venta
  • Ciencia
  • Opinión de los clientes
0

mon panier

Plus que 35,00 € pour profiter de la livraison offerte

  • Botella isotérmica Hydratis

    Botella isotérmica Hydratis

    19,90 €

    Ajouter au panier
  • Pack découverte

    Pack découverte

    59,50 € 49,50 €

    Ajouter au panier
  • El tubo Hidratis

    El tubo Hidratis

    9,90 €

    Ajouter au panier
Personnaliser le produit (+7€)
Typographie
Comfortaa Bold
Comfortaa Bold
Twentieth century for Ken
Dancing Script
Times New Roman
Orientation du texte
Ajouter
Personnaliser le produit (+7€)
Typographie
Comfortaa Bold
Comfortaa Bold
Twentieth century for Ken
Dancing Script
Times New Roman
Orientation du texte
Ajouter
Ajouter
Commander - 0,00 €
Hydratation-senior-déshydratation-canicule

Consejos de hidratación para personas mayores

La importancia de la hidratación en los ancianos

Una buena hidratación en los ancianos ayuda a conservar su salud. Elimina sustancias tóxicas del organismo, o regula la temperatura corporal en caso de ola de calor o fiebre alta. Sin embargo, los ancianos son más propensos a ser víctimas de la deshidratación que la población, con una disminución del contenido de agua corporal de aproximadamente un 15% entre los 30 y los 70 años. La deshidratación resulta de varios factores, como cambios fisiológicos, incluido un cambio en la función renal o la percepción de la sed. (Ver artículo "Hidratación en el anciano" para más información)

El papel del agua y la hidratación

El agua juega muchos roles en nuestro cuerpo: Mantener el volumen sanguíneo, eliminar sustancias tóxicas, transportar nutrientes entre las células, regular la temperatura corporal, proteger el cerebro, una buena actividad cerebral y una buena forma física. Al favorecer una buena hidratación, las personas mayores conservarán un funcionamiento óptimo de sus células y órganos, y así envejecerán mejor manteniéndose en forma con una buena calidad de vida.

¿Cómo optimizar tu hidratación?

Mantener un buen nivel de hidratación puede resultar complicado, sobre todo a partir de cierta edad.

Cómo hacerlo ? No existe una receta milagrosa, sino unos buenos hábitos a integrar en nuestra rutina diaria, que mejorarán tu hidratación y bienestar diario.

¿Cuáles son los mejores alimentos para mantenerse hidratado?

La hidratación pasa por la bebida sí, pero también por la comida. De hecho, vemos que consumimos casi un litro de agua al día a través de los alimentos que comemos.

La alimentación es por tanto una fuente que no se debe descuidar y para conseguir que aprovechemos al máximo nuestras comidas para hidratarnos, aquí van algunos consejos:

En la parte superior de la lista, para promover la hidratación, encontramos, como era de esperar, ¡frutas y verduras!

Aquí está la lista de frutas y verduras con mayor contenido de agua y según las estaciones:

verduras de verano

verduras de invierno

Berenjena

Pepino

Calabacín

Rábano

Pimienta

Zanahoria

Calabaza

Endibia

Nabo

frutas de verano

frutas de invierno

Melón

Sandía

fresas

Tomate

mandarín

Manzana

Pera

kiwi

Una dieta rica en verduras y frutas te permitirá suplir tus necesidades de agua, gracias a los alimentos ricos en agua, a la vez que aportas las vitaminas y minerales que el organismo necesita.

Otras categorías de alimentos como las carnes, el pan, los cereales, son menos ricas en agua, pero imprescindibles para el equilibrio.

Otro pequeño consejo: Limite los productos diuréticos, que aumentan la secreción urinaria, y por tanto bajan el nivel de hidratación: podemos citar el alcohol, el café, el té, las gaseosas o las bebidas azucaradas.

Finalmente, aquí hay algunas ideas de entrantes, platos principales y postres para optimizar su ingesta de líquidos a través de su dieta:

Ideas para iniciadores hidratantes

Ideas para comidas hidratantes

Ideas de postres hidratantes

- Sopa de zuchini
- Caldo de zanahoria y apio
- Gazpacho de verduras del sol
- Ensalada de pepino
- Carbonero y calabacín frito
- Tomates rellenos
- Bacalao y verduras en juliana
- Tian vegetal
- Ensalada de sandía
- Queso blanco con frutos rojos
- Batido de plátano y manzana
- Sorbete

Bebidas hidratantes:

Se recomienda beber una media de 1,5 litros de agua al día, dependiendo de tu tipo de cuerpo, entorno o estilo de vida. Por lo tanto, generalmente más durante el esfuerzo físico o condiciones exteriores particulares (clima frío y seco)

Pero beber solo agua a veces puede parecer aburrido, por lo que es interesante darle sabor al agua si puede promover la ingesta de líquidos durante el día.

Una idea ! Deje que las frutas y/o las hierbas se infusionen en el agua durante la noche y en el frigorífico, por ejemplo, pepino y limón, fresas, kiwi, albahaca, menta y piña.

Piensa también en zumos o frutas mixtas . Batidos, por ejemplo, muy hidratantes y nutritivos, elaborados a base de zumo de frutas y fruta fresca congelada, leche de almendras o de soja, y listos en pocos minutos. Los zumos de frutas sin azúcar añadido también son una opción interesante.

Los caldos también son una buena manera de hidratarse mientras se come y ¡favorecidos en invierno! La idea es sumergir uno o más ingredientes en agua hirviendo, para darle sabor al líquido – ¡para servir caliente! El agua estará así enriquecida con vitaminas B9, C y minerales como el calcio o el magnesio si los ingredientes son a base de canales o vegetales.

Por último, según algunos estudios, la leche desnatada es un buen hidratante. Las bebidas que contienen pequeñas cantidades de azúcar, grasas o proteínas hidratan más el cuerpo. La leche contiene sodio en cantidades equilibradas, lo que ayuda a retener el agua por más tiempo en el cuerpo y promueve la hidratación.

Hay que evitar otras bebidas, como el alcohol de entrada, que deshidrata el cuerpo. Además, el té y el café son falsos amigos. La cafeína que contienen provoca un efecto diurético (notable en caso de grandes dosis). Finalmente, se deben evitar los refrescos fríos. Ricos en azúcares añadidos, hidratan nuestras células con menor rapidez porque la glucosa que llega a la sangre aumenta la presión osmótica (transferencia de disolvente de la solución menos concentrada a la solución más concentrada hasta el equilibrio) y por tanto ralentiza el paso del agua a nuestras células.

Manténgase hidratado durante las olas de calor y las altas temperaturas

Mantener una buena hidratación implica tomar bebidas, alimentos y estilo de vida.

Es recomendable que las personas mayores beban al menos el equivalente a 8 vasos al día, siendo lo ideal un consumo diario de 1,5 – 2L de agua al día y esta necesidad aumenta en época de calor.

Así que recuerda tener a mano una botella de agua o una botella de agua. Durante los períodos de ola de calor, favorezca las frutas y verduras encharcadas como el pepino o la sandía. Consejo: prepara macedonias, compotas de frutas o sorbetes.

Si come poco o menos de lo habitual, la disminución de la ingesta de agua de los alimentos debe compensarse con una mayor hidratación: Acelere su hidratación con tabletas Hydratis (una pastilla en un vaso de agua), para permitir que su cuerpo resista y combata el calor intenso.

Refréscate con un ventilador o un nebulizador. Si no tienes una, opta por duchas un poco más frías para bajar la temperatura de tu cuerpo.

Mantenga el ambiente fresco cerrando persianas, cortinas o persianas durante el día, tratando de crear corrientes de aire.

Durante sus salidas, prefiera zonas sombreadas, y horarios como la mañana o la noche, con protección solar, ropa ligera y preferiblemente de colores claros.

Sepa identificar los signos de deshidratación: dolores de cabeza, debilidad, mareos, náuseas o incluso calambres. En caso de duda, aumente su hidratación, sin dudar en ponerse en contacto con su médico o farmacéutico para obtener otros consejos adaptados a su vida diaria.

La importancia de las sales minerales en la nutrición e hidratación

Las sales minerales proceden de las rocas y su ingesta diaria es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Puede que los conozcas, son calcio, sodio, fósforo, azufre o incluso potasio. Todas estas sales son necesarias y complementarias para el buen funcionamiento del organismo, y se pueden encontrar en el agua y los alimentos.

Cada una de estas sales juega un papel esencial en el buen funcionamiento de nuestro organismo. El sodio es fundamental para la correcta distribución del agua en el organismo, la regulación del volumen sanguíneo y la presión arterial. Retiene el agua en nuestros tejidos y previene la deshidratación. Tenga en cuenta que demasiado sodio (= sal) podría tener efectos nocivos como retención de agua, sed, disfunción renal o incluso hipertensión. Es un equilibrio justo de encontrar. Además, el calcio ayuda a regular la función cardíaca o mantiene la estructura de huesos y dientes. El azufre es muy importante para mantener la estructura de nuestras células y tendría un efecto antiinflamatorio y antioxidante. Finalmente, el magnesio es esencial para la síntesis de GABA, un neurotransmisor, es decir, un elemento del cerebro que desempeña el papel de mensajero. Este mensajero promueve la relajación, afectando el estado de ánimo y el sueño.

En definitiva, las sales minerales son discretas a la hora de nuestra alimentación o de nuestra hidratación. Y sin embargo, son la base del buen funcionamiento de nuestro organismo. Por eso, en caso de deshidratación, ¡un aporte de sales minerales será un verdadero estímulo para nuestro cuerpo y nuestra mente!

Recomendación para asegurar una buena hidratación en el progenitor anciano:

  • Discutir la hidratación en familia, sus beneficios.

  • Estar equipados con una botella de agua, una botella de agua para el día, y por qué no dotar a los vasos de pajitas para facilitar la absorción.

  • Recuerde a sus seres queridos que se hidraten bien, con bastante frecuencia y en pequeñas cantidades.

  • Varíe los placeres con agua aromatizada o zumos de frutas sin azúcar añadido, tisanas.

  • Favorezca una sopa, caldo o componente de sopa durante una comida.

  • Diviértete inclinándote hacia los alimentos ricos en agua, es decir, favoreciendo las frutas y verduras.

    Lista de alimentos ricos en agua:

    Alimento

    porcentaje de agua

    tomates, lechugas

    95%

    frutas frescas, verduras

    90%

    Jugo de manzanas

    87%

    Leche entera

    87%

    carnes crudas

    sesenta y cinco%

    pollo fresco

    70%

    Quesos (varía)

    37%

    Pan fresco

    35%

    Manteca

    15%

    ENCUENTRA NUESTROS PRODUCTOS AQUÍ Y AVIS HYDRATIS