This store requires javascript to be enabled for some features to work correctly.

  • Livraison offerte à partir de 35€ d'achat

  • 4.6/5 SUR +2500 AVIS

  • Édition limitée de l'hiver Pomme Cannelle à boire chaud

  • Nuestros puntos de venta
  • Ciencia
  • Opinión de los clientes
0

mon panier

Plus que 35,00€ pour profiter de la livraison offerte

  • Botella isotérmica Hydratis

    Botella isotérmica Hydratis

    19,90 €

    Ajouter au panier
  • Pack découverte

    Pack découverte

    59,90 € 49,50 €

    Ajouter au panier
  • El tubo Hidratis

    El tubo Hidratis

    10,00 €

    Ajouter au panier
Personnaliser le produit (+7€)
Typographie
Comfortaa Bold
Comfortaa Bold
Twentieth century for Ken
Dancing Script
Times New Roman
Orientation du texte
Ajouter
Personnaliser le produit (+7€)
Typographie
Comfortaa Bold
Comfortaa Bold
Twentieth century for Ken
Dancing Script
Times New Roman
Orientation du texte
Ajouter
Ajouter
Commander - 0,00
Les crampes nocturnes de jambes et mollets : causes, remèdes et traitements

Calambres nocturnos en piernas y pantorrillas: causas, remedios y tratamientos

Calambres nocturnos, ¿cuáles son los mejores remedios caseros para acabar con ellos?

Los calambres son contracturas involuntarias, que se manifiestan cuando un músculo o grupo de músculos se vuelve repentinamente rígido y doloroso durante unos minutos. Afectan con mayor frecuencia a las extremidades inferiores, generalmente en el pie, la pantorrilla o el muslo. A veces, estos calambres ocurren por la noche, lo que altera en gran medida la calidad del sueño.

La aparición de calambres rara vez se debe a una patología subyacente (las contracturas son entonces muy numerosas, su dolor persistente y es aconsejable en este caso consultar a su médico). Sin embargo, un trastorno leve no significa que no haya soluciones para deshacerse de él, especialmente porque todos sabemos que los calambres son particularmente dolorosos y desagradables.

En este artículo, presentaremos una variedad de remedios de la abuela para poner en práctica para aliviar los calambres o reducir su frecuencia de aparición, sin pasar necesariamente por la caja de la farmacia.

El jabón de Marsella colocado en la cama.

Nuestros antepasados ​​conocen consejos prácticos para calmar las dolencias cotidianas, transmitidos de generación en generación. Una costumbre que ha resistido particularmente bien la prueba del tiempo es el uso de jabón de Marsella para aliviar los calambres nocturnos. En efecto, el jabón de Marsella es rico en potasio, lo que explicaría, según ellos, su acción nutritiva sobre las piernas, compensando durante la noche los eventuales déficits de potasio de la persona que padece calambres.

Para probar este remedio, coloca un trozo de jabón de Marsella en los pies de tu cama (en unas medias de nailon, por ejemplo). También puedes frotar jabón de Marsella en las sábanas. Los efectos de este método son, como has entendido, más del orden de la creencia y quedan por demostrar.

Sin embargo, ponerlo en práctica tendrá el mérito de ofrecerte sábanas que huelen bien, un beneficio muy real que no puede sino mejorar tu sueño. También puedes elevar el colchón a los pies de la cama para favorecer la circulación sanguínea en las piernas.

Alimento.

Los calambres pueden explicarse por una deficiencia de magnesio, un mineral que facilita la contracción y recuperación muscular. Una deficiencia de potasio también puede estar implicada pero a un nivel más bajo de imputabilidad. Por eso es recomendable que mires tu dieta para quitarte los calambres y eso es bueno: nuestras queridas abuelas tienen el secreto de muchos alimentos que suplen estas carencias.

Por ejemplo, aconsejan tomar tres cucharadas de miel morena al día, siendo la miel conocida por su riqueza en nutrientes y en particular en sales minerales. Asimismo, determinados alimentos como las legumbres, los frutos secos, el plátano o incluso el chocolate negro son muy ricos en magnesio y/o potasio, lo que ayuda a luchar eficazmente contra la aparición de los calambres.

La bufanda para estirar la pierna.

Si ahora nos fijamos en cómo detener un calambre una vez que ha aparecido, estirar los músculos sigue siendo la solución más eficaz. Una técnica popular entre las abuelas es utilizar una bufanda o un almohadón para realizar estos estiramientos. Durante un calambre en la pantorrilla, sostenga la bufanda por los extremos para que pueda colocar los pies sobre ella, estirando las piernas lo mejor posible. Luego, empuja al nivel del pie mientras haces un movimiento de tracción del pañuelo hacia ti.

Otros gestos simples pueden estirar los músculos afectados. Puede, en la medida de lo posible, intentar caminar por la habitación, o bien, tumbado boca arriba, estirar la pierna a lo largo para contrarrestar la contracción que provoca el dolor. Una vez que pasa el calambre, se puede masajear el músculo de abajo hacia arriba para promover el retorno venoso. Este tipo de masajes puede realizarlos regularmente un fisioterapeuta con prescripción médica si los calambres se vuelven un problema recurrente.

Aceites esenciales :

Los aceites esenciales son sustancias muy eficaces y versátiles a la hora de tratar dolencias cotidianas. Tener una colección entonces puede ser muy útil, sin mencionar que su olor embriagador hace que su uso sea muy agradable.

Pero cuidado: pueden ser irritantes cuando no están diluidos. Por lo tanto, deben usarse correctamente y con las precauciones suficientes.

- Aceite esencial de lavanda verdadera : este aceite esencial suele ser reconocido por sus propiedades calmantes, indicado por ejemplo en la ansiedad y el insomnio. Sin embargo, también tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y relajantes musculares, lo que la hace muy eficaz para calmar los dolores musculares. Así, en caso de calambre, se puede realizar un masaje del músculo afectado con 1 gota de aceite esencial de lavanda diluida en 4 gotas de aceite vegetal (por ejemplo aceite vegetal de almendras dulces).

Este aceite tiene la ventaja de ser muy poco irritante, pero puede ser bastante alergénico. Para ello, es preferible probar previamente el aceite esencial aplicando dos gotas puras en el pliegue del codo y comprobar que no aparece rojez ni picor durante las próximas 10 horas.

- Aceite esencial de gaulteria : este aceite es un poco menos conocido que el anterior, sin embargo también nuestras abuelas reivindican su eficacia a la hora de calmar las contracturas musculares. De hecho, es rico en salicilato de metilo, un precursor del ácido salicílico, y por lo tanto tiene conocidas propiedades analgésicas. Puedes usarlo hasta 15 gotas en 25 ml de aceite vegetal, aplicándolo en masaje sobre el músculo adolorido, y esto varias veces al día. Pero ojo: por su composición, no debe ser utilizado en personas alérgicas a la aspirina oa los derivados de los salicilatos así como en personas tratadas con anticoagulantes.

Hidratación :

El último consejo para superar los calambres no es el menor: ¿seguro? excelente hidratación corporal. De hecho, la falta de hidratación es el principal factor que conduce a la aparición de calambres. Por lo tanto, asegúrese de beber de 1,5 L a 2 L de agua al día y prefiera la elección de agua rica en sales minerales. Cuando practique deportes, beba lo suficiente antes, durante y después del ejercicio para evitar la pérdida excesiva de agua por la transpiración. Asimismo, no dudes en aumentar tu consumo de agua en caso de altas temperaturas y no olvides: la sensación de sed se produce cuando el cuerpo ya está deshidratado. ¡Así que no espere hasta que su boca esté seca para saciar su sed!

Los productos de la gama Hydratis pueden ayudarte a alcanzar este objetivo de hidratación óptima. De hecho, estas pastillas que contienen sales minerales, sodio, glucosa y oligoelementos permiten que el cuerpo absorba mejor el agua, lo que contribuye a una recuperación muscular más eficaz y, por lo tanto, a evitar los calambres.

Alimentación, hidratación, estiramientos y masajes con aceites esenciales… Por lo tanto, hay muchas maneras de solucionar estos desagradables calambres. De ti depende encontrar las que más te convienen y adoptar buenos hábitos a diario. ¡Ya estás listo para enfrentarte a los calambres musculares como un atleta profesional!

Livraison sous 72h

En France métropolitaine

Entreprise Française

Entreprise innovante de la BPI

Paiement sécurisé

Carte bancaire & Paypal

Service client 7/7

01 89 71 32 00